Luchar contra el miedo de la sociedad ante situaciones adversas que se presentan en nuestra vida. Este es el objetivo del documental Daida Back To The Ocean porque no está dirigido exclusivamente a los amantes del windsurf o del deporte en general. Se trata de una historia de supervivencia dirigida a un público global.

Daida Back To The Ocean cuenta, a lo largo de 25 minutos, la historia de Daida Ruano Moreno, 18 veces campeona del mundo de windsurfing y auténtica revolucionaria del circuito internacional junto a su hermana gemela Iballa Ruano. Sin embargo, su mayor victoria, ha sido superar un cáncer de ovario, que casi consigue arrebatarle, además de su vida, su sueño más íntimo y personal.

“Tengo 18 títulos mundiales, pero el haber superado una enfermedad como el cáncer y, además, el que me tocó, que es un cáncer silencioso y bastante agresivo, me hace sentir campeona mundial al 100%”, cuenta la protagonista. La historia narra, con un tono esperanzador y positivo, como la fuerza de voluntad es importante para afrontar las olas que nos voltean cuando nos creíamos a salvo en la tabla de la vida.

Una referencia para las personas que luchan contra el cáncer

“No todo el mundo va a reaccionar igual ante la noticia de tener cáncer. No sabes qué hacer. Lo único que puedo hacer para ayudar es contar cómo lo viví, cómo me apoyé en mi familia, en los estudios, en el mar… Pretendíamos contar cómo lo viví, cómo lo superé y ser un referente para las personas que luchan contra esta grave enfermedad”, explica Daida Ruano.

Una de las características de este documental es que nace de una idea modesta que acabó por hacerse grande al narrar una emoción tan global. La necesidad de contar que el cáncer también tiene finales felices. “Mi madre falleció de cáncer y pensé que quería contribuir a la lucha contra el cáncer aportando mi grano de arena”, comenta Pablo Ramírez, el director y guionista de este proyecto.

La forma que ha encontrado Pablo para aportar su grano de arena ha sido a través de este documental con el que se estrena en el mundo del cine. Como todo director necesita una historia que contar, la de Pablo estaba muy cerca de él. “Conocía a Daida y a su hermana, Iballa, porque son del mismo sitio que yo, Pozo Izquierdo, Gran Canaria. Daida es una referencia para mí. Yo también practico windsurf, estuve haciendo el circuito y entrenaba con ellas. Creo que la historia de Daida trasmite ese mensaje positivo, de superación, que puede servir de referencia para otras personas que hayan sido diagnosticadas de cáncer u otra enfermedad”.

El director del documental no sólo pretende contar la experiencia de Daida Ruano para que pueda ser un referente para otros pacientes oncológicos, también busca visibilizar el cáncer, un tema tabú en la conversación social. Una finalidad que sigue el espíritu del proyecto #LlámaloCáncer, una plataforma de la Asociación Española Contra el Cáncer que tiene el propósito de de destapar las realidades que hay detrás del cáncer. Realidades como la historia que se expone en el documental Daida Back To The Ocean.

Espíritu altruista

De esta forma, Pablo grabó un vídeo inicial con Daida que, casi por azar, ha acabado siendo un documental cuya elaboración ha durado más de 4 años y en el que han participado altruistamente casi 40 personas. “Ha sido increíble. Por diferentes casualidades hemos conocido a mucha gente que se ha implicado en el documental y ha trabajado de forma altruista. Hemos recibido ayuda de productoras, de equipos, con el montaje…”. Daida Back To The Ocean ha contado con el apoyo de las productoras Seven Islands Film, Saltydrops Pictures y Gran Angular Canaria.

«Cuando Pablo me comentó que estaba estudiando en la Escuela de Arte y quería hacer un documental sobre todo lo que viví con el cáncer, como lo superé y ser un referente para las personas, la verdad, al principio, jamás pensé que iba a ser un proyecto de esta índole. Ha habido mucha gente implicada, una profesionalidad brutal, todo el mundo trabajando de forma altruista, muy implicados», explica Daida.

Ahora, Pablo quiere devolver toda esta ayuda recibida. “Todo lo que recaudemos a través el crowdfunding que hemos abierto en Mi Reto Contra el Cáncer lo vamos a donar íntegramente a la Asociación Española Contra el Cáncer. Así me lo han enseñado en casa, que hay que colaborar y ayudar a la investigación, sanidad y educación”.

El mar, la familia y un nuevo objetivo profesional

En cuanto a la propia historia, además de Daida, su gemela Iballa, también campeona del mundo de Windsurf, y todas sus personas de apoyo, uno de los protagonistas, sin duda, es el mar. El mar como elemento de fuerza, de calma, de motivación y de desintoxicación.

“Creo que superé la enfermedad por el mar. Es lo que quiero pensar. Evidentemente, siguiendo todas las recomendaciones médicas y siguiendo todo lo que los médicos me decían. El mar me sirvió para desintoxicarme de todo, de los malos pensamientos. Me sirvió para recargar las pilas, cada vez que podía ir a navegar, lo hacía”.

Otro de los puntos de apoyo de Daida fue iniciar, justo en ese momento, un nuevo reto personal y profesional: estudiar la carrera de Fisioterapia. “El primer día de clase fui con 48 grapas en el estómago. Me operé a finales de agosto y a principios de septiembre estaba empezando las clases en la universidad. Pasé toda la quimioterapia con mis compañeros fisioterapeutas día a día. A lo mejor no iba el mismo día que recibía la quimioterapia, pero al día siguiente sí que iba a clase”.

Sigue compitiendo

No fue fácil porque la carrera elegida hacía necesario hablar de enfermedad. “Alguna vez tuve que salir de clase porque no podía escuchar. Salía de clase, bebía agua y volvía a entrar. Pero había veces que no tenía ganas de escuchar, sino dejarme llevar y no pensar”.

Daida sigue navegando y compitiendo, pero se lo toma de otra forma. “Este año quiero hacer alguna prueba, pero para quedar campeona del mundo tienes que hacer todas las del circuito. No es que no me sienta bien físicamente, que sí me siento bien, simplemente la cabeza está en otro lugar”.

“Si antes me preocupaba por temas que realmente no son importantes, ahora no les doy importancia. El estrés es malísimo y lo sé muy bien. Tengo que estar tranquila y feliz, porque todo lo que he conseguido ha sido gracias a mi forma de ser. He quitado de mi vida esas cosas tóxicas, que antes eran una amenaza, para seguir disfrutando de la vida”, lanza como mensaje final la protagonista de Daida Back To The Ocean.

El estreno del documental Daida Back To The Ocean tendrá lugar el miércoles 23 de marzo (de 17:30 a 19:45 horas en el Centro Cultural María Victoria Atencia) en en el Festival de Málaga, donde ha ganado el primer Premio Biznaga de Plata Reafirmando los Derechos de las Mujeres 2022 y también opta al premio del Público en la categoría de documentales. Habrá otra segunda oportunidad para ver el documental dentro del Festival de Málaga, el viernes 25, de 10.00 a 12.15 horas, en la sala 3 del Cine Albéniz.

NO TE PIERDAS EL TRÁILER COMPLETO DEL DOCUMENTAL DAIDA BACK TO THE OCEAN 👇

Fumar en la playa, una triste realidad en la costa española
Playas sin humo

Verano y playa son dos conceptos que suelen ir de leer más

Pseudoterapias: Una amenaza para el paciente de cáncer

El arraigo de la creencia que la ciudadanía de nuestro leer más