Reducir el impacto del cáncer pasa por reducir el impacto del tabaco, ya que es el causante del 30% de todos los casos de cáncer y de 20 tipos distintos. Y reducir el impacto del tabaco pasa por reducir los lugares en los que nos vemos expuestos a él. Es por ello que cada pequeño paso cuenta y desde la Asociación Española Contra el Cáncer queremos dar las gracias. Porque gracias al apoyo de muchas personas, ya ha sido posible la liberación del humo del tabaco de lugares tan emblemáticos de la geografía nacional como la muralla de Ávila, la plaza Santa María de Burgos o el Campo Grande en Valladolid. Sin embargo, no han sido los únicos lugares en ser liberados del humo del tabaco.

En concreto, es el caso de parques del Príncipe, el Rodeo, Padre Pacífico, Castro Guardiola, Maltravieso, Fuente Concejo, Olivar de la Judería, Cristina Ulloa, Auditorio y Charca del Marco en Cáceres, el pabellón municipal de Aspe en Alicante, el complejo municipal de San Bartolomé en Huelva, la Plaza Lizardi en Guipúzcoa, o las marquesinas de buses de Albacete.

Son algunos de los nombres de los espacios que recientemente han sido liberados del humo del tabaco gracias a la iniciativa promovida por la Asociación Española Contra el Cáncer y al apoyo de la sociedad, ahora la población puede disfrutar de todos estos espacios sin estar expuestos a un riesgo innecesario para su salud.

Nuevos espacios seguros para los menores

Otro gran logro es que el Ayuntamiento de la Escala y la Asociación Contra el Cáncer han firmado un convenio que establece, entre otras acciones de concienciación, convertir en espacios sin humo el entorno que rodea los parques infantiles y las principales zonas deportivas y lúdicas municipales.

Cabe recordar que los menores son los grandes desprotegidos en la lucha contra el humo del tabaco. El 72% de los menores están expuestos a este humo, de los cuales el 43% lo está en espacios públicos. La exposición al humo del tabaco en menores multiplica el riesgo de padecer cáncer de pulmón en la edad adulta, además de otras complicaciones a corto plazo como un 50% más de otitis, un 30% más de infecciones respiratorias y un 20% más de crisis asmáticas.

Pero sobre todo, fumar en lugares públicos supone normalizar el consumo de tabaco en las siguientes generaciones. Actualmente, la edad media de iniciación en el consumo de tabaco es de 14,1 años. Pese a ello, 9 de cada 10 fumadores lo hace delante de menores.

Conseguir más espacios sin humo

Pese a estos logros aún queda mucho por hacer. Es por ello que la Asociación Española Contra el Cáncer continua recogiendo firmas para lograr liberar nuevos espacios sin humo. No obstante, la población sigue expuesta al humo del tabaco en el 95,1% de las terrazas; en el 78,2% de las entradas de los locales de hostelería; en el 46% de los accesos a los centros escolares y en un 43% de los parques infantiles.

Es por ello que esta iniciativa de la Asociación Española Contra el Cáncer recoge firmas de la ciudadanía para presentarlas a los distintos ayuntamientos y buscar nuevos espacios libres del humo del tabaco, especialmente en esas zonas que siguen aún expuestas. Pero también para conseguir que, en el año 2030, en línea con la Unión Europea, haya la primera generación libre del tabaco.

Con este objetivo, desde el Día Mundial Sin Tabaco se comenzaron a colocar los carteles que señalizan estos espacios sin humo, con la voluntad de conseguir que se deje de fumar no solo en los espacios donde ya está estrictamente prohibido por la ley, como son el interior de los espacios deportivos o el recinto de los parques infantiles, sino también en su entorno.

El objetivo final es lograr liberar casi medio centenar de lugares emblemáticos de nuestro país, tales como el parque de El Retiro en Madrid, el Parc de la Ciutadella de Barcelona, la Plaza Mayor de Salamanca, los Jardines de Viveros de Valencia o las Lagunas de Ruidera en Ciudad Real. También, por citar otros ejemplos, cabría destacar como objetivos la calle Larios en Málaga, la plaza de Santa María en Jaén, la playa de San Lorenzo de Gijón, el Espolón de Logroño o los jardines del Palacio de la Granja en Segovia.

Para conseguirlo el paso a dar es tan sencillo como registrar tu firma en este portal. 👇

Nuevos espacios sin humo

Por qué es importante seguir liberando espacios sin humo

Liberar espacios sin humos es proteger la salud pública de la ciudadanía y prevenir de futuras enfermedades. No hay que olvidar que el tabaco es el causante del 30% de todos los casos de cáncer y de hasta 20 tipos distintos: pulmón, laringe, orofaringe, vejiga, páncreas, boca, esófago, hígado y vías biliares y estómago, entre otros. Y, además, puede provocar enfermedades cardiovasculares y enfermedades respiratorias.

Pero lo que no solo impacta en los fumadores. El humo del tabaco también provoca cáncer ya que contiene al menos más de 70 sustancias cancerígenas. Un humo del tabaco al que no todo el mundo puede elegir estar o no expuesto. Por eso te pedimos tu ayuda para liberar del humo del tabaco algunos de los espacios más emblemáticos del país. ¿Nos ayudas? Firma para liberar el espacio de tu ciudad.

Factores de riesgo del cáncer de colon
Qué hacer contra el cáncer de colon

Según el Observatorio de la Asociación Española Contra el Cáncer, leer más

Conoce cómo proteger tu piel del sol
Cómo protegerse la piel del sol

Llega el buen tiempo y con él, comenzamos a exponer leer más

Cómo comer más sano y saludable
Alimentación sana y saludable

Comienza un nuevo año y lo suele hacer con nuevos leer más