Este próximo viernes, 12 de agosto, a las 21.00 horas, echará a rodar el balón tanto en LaLiga Santander como en LaLiga SmartBank con la disputa de los partidos Osasuna vs Sevilla y Levante vs Huesca respectivamente. Una temporada atípica, que contará con la celebración de la Copa del Mundo de Qatar del 21 de noviembre al 18 de diciembre. Empieza la temporada con incógnitas por despejar. ¿Quién ganará LaLiga Santander? ¿Qué equipos lograrán su clasificación para Champions League, Europa League y Conference League? ¿Qué equipos conservarán la categoría y cuáles la perderán? ¿Quiénes ascenderán desde la Liga SmartBank?

Incógnitas deportivas que se irán despejando a lo largo de los diez meses de temporada. Sin embargo, en el inicio de la campaña en las dos principales categorías del fútbol español lleva aparejada otra duda que atañe directamente a la salud: ¿volverá a permitirse fumar en los estadios de fútbol? La temporada anterior, es decir, la 2021/2022 significó el regreso de los espectadores a los estadios. Una vuelta a las gradas que estuvo condicionada por las restricciones debido a la pandemia originada por la COVID-19. Los hinchas volvieron al fútbol, pero con limitaciones para garantizar la salud de todas las personas. Restricciones como aforos reducidos, uso obligatorio de la mascarilla, prohibición de comer y de beber (excepto agua), y también la imposibilidad de fumar en el graderío.

A medida en que la situación epidemiológica de la COVID-19 se fue normalizando se fueron retirando algunas de estas restricciones. En abril volvieron los aforos completos, también se abrieron los puestos de restauración de los estadios y se permitió comer y beber. El uso imperativo de la mascarilla en los estadios se mantuvo hasta mediados de abril cuando, tras un Real Decreto del Gobierno, entre otras decisiones también se eliminó la obligatoriedad de llevar mascarilla en los espectáculos masivos.

Sin embargo, la prohibición de fumar se mantuvo según acordó el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud. Entre los acuerdos adoptados en su reunión del 23 de marzo se decidió que el consumo de tabaco seguiría prohibido en los eventos deportivos multitudinarios. Esta prohibición, según se puede leer en el acuerdo, está vigente desde el 1 de abril hasta «nuevo acuerdo de este Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud». Y, de momento, no ha habido notificación de que se pueda a volver a fumar en los estadios.

Ahora la duda se centra en saber si el humo del tabaco volverá a las gradas de los campos de fútbol durante la temporada o se mantendrá la prohibición para garantizar los derechos de las personas no fumadoras, que en nuestro país representan el 78% de la población. Cabe recordar que debido al tabaco, cada año fallecen anualmente 8 millones de personas en todo el mundo. Un millón de ellas lo hace sin haber fumado un cigarrillo en su vida.

FIFA y OMS se unen en pro de la salud

Desde hace un par de décadas, tanto la FIFA como la UEFA han ido adoptando progresivamente medidas para frenar la presencia del humo del tabaco en los estadios de fútbol. En octubre de 2019, la FIFA anunció una colaboración de cuatro años con la Organización Mundial de la Salud (OMS) para promover mundialmente estilos de vida saludables a través del fútbol.

El acuerdo fijó cuatro ámbitos de colaboración entre ambas organizaciones, siendo uno de estos ellos la «armonización de políticas para garantizar entornos sin tabaco en los eventos de la FIFA; alentar a las federaciones nacionales de fútbol a adoptar políticas sobre espacios sin tabaco, especialmente en los estadios».

Esta colaboración entre FIFA y OMS vino a culminar una serie de actuaciones que el máximo regulador del fútbol internacional había comenzado a aplicar desde que en 1986 comunicase que dejaba de aceptar publicidad de anunciantes procedentes del sector tabaquero. En 2002, la Copa del Mundo de Corea y Japón se convirtió en el primer Mundial libre del humo del tabaco. Desde entonces, las citas mundialistas disputadas se han desarrollado siguiendo esta premisa, aunque es cierto que en algunos casos se han habilitado zonas para fumadores.

«La política de la FIFA contra el tabaco en los torneos FIFA garantiza que aquellos que así lo decidan, sólo puedan consumir tabaco en áreas designadas, si existen, para asegurar que no se perjudique a los demás», anunció el organismo en 2017. La política antitabaco de la FIFA abría un resquicio a los comités organizadores de sus eventos para habilitar zonas al aire libre destinadas a fumadores, aunque en Rusia 2018 la prohibición fue completa en todo el recinto y entorno.

La posición de la UEFA

En lo que se refiere al fútbol europeo, la UEFA ha seguido una política similar que la de la FIFA. En 2019, el organismo europeo anunció que junto a la OMS se sumaban a la Declaración de estadios libres de tabaco para ayudar a lograr que los recintos deportivos destinados a la práctica del fútbol se libren del humo del tabaco. Esta declaración ha sido elaborada por la organización European Healthy Stadia Network, que tiene un convenido de colaboración con UEFA para la promoción de hábitos de vida saludables y entre sus objetivos está la eliminación del tabaco y su humo de los estadios del fútbol europeo.

Las primeras medidas de la UEFA contra el tabaco en los estadios fueron adoptadas en 2004 cuando prohibió fumar a entrenadores y cuerpo técnico en los banquillos. Desde entonces, UEFA ha ido adoptando nuevas medidas hasta decidir que la Eurocopa masculina de 2012 se desarrollase sin la presencia del humo del tabaco y otros dispositivos (vapeadores y cigarrillos electrónicos) en las gradas de los campos de fútbol de Polonia y Ucrania que acogieron este torneo. A partir de este momento, los torneos directamente organizados por la UEFA se han desarrollado bajo esta premisa y, además, la prohibición de fumar se ha extendido a las finales de Champions League, Europa League, Supercopa de Europa y la recientemente creada Conference League.

Una nueva investigación realizada en 2020 por el Departamento de Fútbol y Responsabilidad Social de la UEFA y European Healthy Stadia Network reveló que en más de la mitad de las 55 federaciones nacionales adscritas al organismo europeo ya operan estadios con una política integral de control del tabaco, una cifra que «ha aumentado significativamente desde nuestro anterior ejercicio de evaluación comparativa en 2014». Además, de las 29 asociaciones nacionales que aplican políticas libres de tabaco, ahora hay dos (Países Bajos y Bélgica) que tienen implementadas normativas voluntarias más restrictivas que la legislación aprobada en sus países.

Premier League: La competición pionera

FIFA y UEFA llevan años tomando medidas y trabajando con las federaciones nacionales para avanzar hasta lograr unos estadios libres del humo del tabaco. Sin embargo, a pesar de prohibir el tabaco en las gradas de Mundiales y Eurocopas, así como en las finales de los diferentes torneos europeos de clubes; las políticas antitabaco de FIFA y UEFA no pueden ser impuestas desde estas organizaciones.

Algunas federaciones y ligas están dando pasos para implementar estas políticas de prohibición o limitación del consumo de tabaco en sus estadios, incluso algunas de ellas, como las de Países Bajos y Bélgica, han ido más allá de la regulación de sus respectivos países y han vetado el tabaco por completo en sus máximas categorías de clubes: Eredivisie y la Primera División belga respectivamente.

Sin embargo, los datos del estudio elaborado por UEFA y European Healthy Stadia Network certifican que todavía queda mucho trabajo por hacer para conseguir que el tabaco no esté presente en los estadios de toda Europa. En muchos países, aunque se han implementado políticas de control del tabaco en los estadios, no se ha eliminado por completo porque necesitan una normativa nacional o, al menos, regional para poder hacerlo.

La Premier League inglesa se ha convertido en la competición futbolística de referencia a nivel mundial y no sólo lo es por el nivel de sus equipos, las estrellas que juegan en sus clubes, la intensidad y velocidad del juego o el cuidado del aficionado. También lo es por haber sido la primera gran competición europea de clubes en prohibir el consumo de tabaco en los estadios. En Inglaterra se aplicaron algunas prohibiciones al tabaco incluso antes de la creación de la Premier League. Fue a mediados de la década de 1980 debido a la tragedia de Valley Parade. Desde entonces se prohibió fumar en aquellos estadios con gradas de madera.

Posteriormente, en el año 2005 el Everton se convirtió en pionero al prohibir fumar en Goodison Park. En 2006, se sumaron los estadios del Manchester City y Sunderland. Estas decisiones de los clubes fueron anticipando lo que iba a ser la prohibición definitiva de fumar en cualquier estadio de la Premier League desde julio de 2007. Esta prohibición de fumar en las gradas únicamente llegó tras un cambio en la legislación antitabaco en el Reino Unido.

Camp Nou, el primer estadio libre del humo del tabaco de LaLiga

Al igual que en la mayoría de países europeos, la prohibición de fumar en la mayoría de los estadios españoles no existe debido a que no hay una ley nacional que lo contemple. La vigente prohibición de fumar en los estadios está planteada como una medida transitoria y dependiente de la evolución epidemiológica y no como una decisión permanente.

Esta falta de regulación estatal, unida a que ni Liga de Fútbol Profesional ni Real Federación Española de Fútbol tienen potestad para imponer esta medida salvo en aquellos encuentros cuya organización depende directamente de estas entidades, hace que cualquier iniciativa en este sentido esté ligada a la voluntad de los clubes e instituciones titulares de los estadios o a nuevas leyes que puedan ser desarrolladas por las Comunidades Autónomas.

En nuestro país, fue el Camp Nou el primer estadio del fútbol profesional en librarse del humo del tabaco. La prohibición de fumar en todas las instalaciones deportivas del FC Barcelona fue una decisión ratificada de forma masiva por la asamblea de compromisarios del club, con 538 votos a favor, 89 en contra y 38 en blanco.

Tras este paso adelante realizado por el Barça, otros clubes de LaLiga Santander y LaLiga Smartbank han ido adoptando decisiones similares. Por ejemplo, durante la próxima temporada 2022/23, en la máxima categoría del fútbol nacional los estadios de FC Barcelona, Valencia CF, Celta de Vigo (tras iniciativa del Ayuntamiento de Vigo), Real Valladolid y Girona estarán liberados del humo del tabaco independientemente de que se mantenga o no la actual prohibición de fumar en los eventos deportivos multitudinarios debido a la pandemia de la COVID-19. Muchos otros clubes de todas las categorías han liberado algunos sectores de sus estadios del humo del tabaco y muy especialmente han prohibido fumar en las instalaciones de entrenamiento del primer equipo y categorías inferiores.

A estos cinco recintos de LaLiga Santander hay que sumar los del Athletic de Bilbao y Real Sociedad desde que en abril de 2016 el Parlamento Vasco aprobase la Ley de adicciones, que no permite fumar ni vender bebidas alcohólicas en espacios como estadios de fútbol y frontones. En Catalunya parece que próximamente también puede prohibirse fumar en los recintos deportivos al aire libre, ya que es uno de los aspectos que a priori van a estar incluidos en una futura Ley de adicciones que parece se quiere aprobar durante esta legislatura.

Necesitamos más espacios libres del humo del tabaco

Como vemos, en España los clubes poco a poco van siendo conscientes de la necesidad de proteger la salud de sus seguidores y van tomando medidas para expulsar al tabaco de sus estadios. Sin embargo, para garantizar los derechos y la salud de todas las personas que no fuman es necesario protegerlas ampliando los espacios públicos de uso común libres del humo del tabaco como, por ejemplo, los estadios de fútbol y otros recintos deportivos al aire libre. Es necesario una ley nacional para proteger a toda la ciudadanía en su conjunto y en especial a los menores porque el tabaco es la primera causa prevenible de muerte en el mundo.

Por ello, la Asociación Española Contra el Cáncer lanzó durante el pasado mes de mayo una campaña de movilización social en todo el país para liberar espacios emblemáticos de más de 40 localidades del humo del tabaco y nos puedes ayudar con tu firma.

Lo que la alimentación consciente puede hacer por ti
Alimentación consciente y cáncer

La prevención del cáncer pasa por llevar hábitos de vida leer más

Fumar en la playa, una triste realidad en la costa española
Playas sin humo

Verano y playa son dos conceptos que suelen ir de leer más