La adolescencia es una buena edad no sólo para aprender conocimientos que serán útiles a los estudiantes durante su vida, también para adquirir e incorporar estilos de vida saludables y evitar aquellos factores de riesgo para su salud como es el caso del tabaco. El tabaco es la primera causa prevenible de muerte en el mundo y en España, donde el 22% de la población sigue siendo fumadora. El tabaco mata en nuestro país a más de 50.000 personas al año y a ocho millones en todo el mundo.

Uno de los grandes retos en la lucha contra el impacto del tabaco en la salud es evitar que haya nuevos fumadores. Evitar que los adolescentes se inicien en el consumo de tabaco es un factor clave porque es el causante del 30% de todos los casos de cáncer y está presente en 20 tipos distintos: pulmón, laringe, orofaringe, vejiga, páncreas, boca, esófago, hígado y vías biliares y estómago, entre otros y además de enfermedades cardiovasculares y enfermedades respiratorias. Se estima que el tabaco produce el 82% de los cánceres de pulmón y el 84% de los casos de cáncer de laringe.

https://blog.contraelcancer.es/efectos-tabaco-menores/

El consumo de tabaco en los adolescentes españoles

Según la Encuesta sobre uso de drogas en Enseñanzas Secundarias en España 2021(ESTUDES), entre los estudiantes con edades comprendidas entre 14 y 18 años, el tabaco es la segunda sustancia psicoactiva más consumida (tan solo por detrás del alcohol). Así, el 38,2% habría fumado tabaco alguna vez en la vida y el 30,7% en el último año.

Uno de los datos más preocupantes es que la edad media de inicio en el consumo de tabaco se sitúa en los 14,1 años, si pensamos en la primera vez que se fuma un cigarrillo. Aún más preocupante es el dato del inicio al consumo diario, que se sitúa en los 14,7 años.

De todo ello, se desprende que durante el año 2021 empezaron a fumar algo más de 169.600 estudiantes de enseñanzas secundarias, observándose una mayor incidencia entre las chicas. A esto hay que añadir que, según el informe Impacto del Cáncer en España elaborado por la Asociación Española Contra el Cáncer, más de 2 de cada 10 chicos y una cuarta parte de las chicas habían consumido tabaco en el último mes a la realización de la encuesta, mostrando una clara a feminización del consumo en edades más tempranas.

Pese a ello, es cierto que, respecto al número medio de cigarrillos de tabaco fumados al día, los chicos tienen un hábito más intenso (6,8 cigarrillos) que las chicas (5,4 cigarrillos), según los datos reflejados en el informe ESTUDES.

https://blog.contraelcancer.es/riesgos-exposicion-humo-tabaco/

El ejemplo de los adultos

Uno de los principales problemas en el abordaje del tabaquismo en los adolescentes es la normalización del consumo de tabaco desde la infancia. Se sabe que casi el 72% de los menores de 12 años están expuestos al humo del tabaco y que, además, el 43% de ellos lo está en espacios públicos. Y es que, 9 de cada 10 fumadores consumen tabaco delante de menores.

Además, según ESTUDES, casi el 40% de los estudiantes de 14 a 18 años declaran haber visto fumar tabaco a los profesores de sus centros educativos y el 39,1% de los alumnos reconoce que viven en domicilios con otras personas que fuman diariamente.

No sólo es preocupante que los adultos fumen delante de los menores por la normalización del consumo de tabaco que transmiten, también lo es por la exposición al humo del tabaco. Cabe recordar que el humo ambiental del tabaco afecta a los menores que están expuestos a él aumentando un 50 % los casos de otitis, un 20% las crisis asmáticas y un 30% las infecciones respiratorias. Además, multiplica el riesgo de cáncer de pulmón y de cavidad oral en el futuro, así como de enfermedades coronarias y respiratorias.

https://blog.contraelcancer.es/tabaco-estadios-futbol/

Más espacios libres del humo del tabaco

Para reducir este impacto es necesario la reforma de la actual Ley Antitabaco para que que amplíe el numero los espacios públicos de uso común libres del tabaco, como playas o estadios de fútbol, para que los menores no se vean expuestos a su humo y para que crezcan en un entorno donde fumar no esté tan normalizado.

En este sentido, la Asociación Española Contra el Cáncer sigue trabajando para conseguir nuevos espacios libres de humo con el lanzamiento de una campaña nacional de recogida de firmas con el objetivo final de ampliar el número de espacios públicos libres del humo del tabaco para que la primera generación libre de tabaco sea una realidad en el año 2030. Pero para alcanzar este gran objetivo es necesario dar pequeños pasos como la liberalización de espacios públicos tan emblemáticos como El Retiro en Madrid, la Plaza Mayor de Salamanca, los Jardines de Viveros de Valencia o las Lagunas de Ruidera en Ciudad Real. Hasta 44 espacios emblemáticos podrían verse libres de humo de tabaco gracias el apoyo social.

Por eso te pedimos ayuda para liberar del humo del tabaco algunos de los espacios más emblemáticos del país. ¿Nos ayudas?

Firma para liberar el espacio de tu ciudad.

Lo que la alimentación consciente puede hacer por ti
Alimentación consciente y cáncer

La prevención del cáncer pasa por llevar hábitos de vida leer más

Fumar en la playa, una triste realidad en la costa española
Playas sin humo

Verano y playa son dos conceptos que suelen ir de leer más